Educación a Distancia

Bandera

Hace dos meses me subía al viaje en tren por la web 2.0 y acá relate como eso me afectaba. Hoy un poco más tranquilo mientras ordeno este nuevo espacio y respondo a los post de mis amigos, compañeros de viaje, quiero transcribir uno de estos comentarios.

Creo que será la punta de un ovillo que pienso empezar a comprender.

Cito textual desde el post de:

Juliana.
Como le conté a karpicius, el pasado cuatrimestre estuve en un seminario de educación a distancia, que abandone por el simple hecho de que aún se pensaba que la educación a distancia tenía que ver con plataformas, o, ver que es lo que más ofrecía cada institución. En simultaneo comencé el viaje en este tren y aprendí más acá que sentado escuchando pavadas. no me cansaré de repetirlo, creo que lo fundamental del proceso de enseñanza-aprendizaje es la conexión entre los participantes de ese proceso, conexión que puede pasar por muchas facetas pero conexión al fin, junto con la conexión bien la confianza, como un sentimiento reciproco entre docente y estudiante. Para todo esto es vital la presencia, el estar ahí, con el otro, que las caras revelen los gestos, que los gestos hablen y transmitan. La mediación de las TIC dificulta y favorece esta conexión, si creo que es así de paradójico, la virtualidad no deja de ser virtual. Pero Carlos y Alejandro lograron algo que trascendió la distancia monitor a monitor. Se animaron a Jugar y en ese juego lograron algo que no se si todos los cursos mediados por las TIC lo logran. Conexión y Confianza.