Lento

ES NORMAL

Las OLPC, las Classmate y la mar en coche

La fiebre 1 a 1 invadió las oficinas públicas y de pronto hoy todos salimos corriendo a comprar netbooks, o notbooks o algo similar aunque no sepamos bien cual es la diferencia. El caso Uruguayo despertó en la clase dirigente una ventana más para buscar el tan ansiado balcón (presidencial, provincial o municipal) y de buenas a primeras el dinero fluye de las cajas a la inversión en equipos, software, capacitaciones y profesionales. No es un panorama criticable, a menos que seas un bonzo. No es mi caso. Pero no dejo de sentir una cierta incomodidad en todo este asunto: que llenó mi casilla de mails, mis feeds de artículos, pero que no despejó ninguna de mis dudas.

La principal es de orden intuitiva ¿Qué harán los maestros con las máquinas? La respuesta es inmediata, las máquinas son para los alumnos, las capacitaciones son para los maestros. Entonces, más tranquilo me replanteo ¿Qué pasará en un aula, con 30 máquinas, los alumnos y un/a maestrx? El tiempo esclarecerá estas incógnitas, pero no dejo de preocuparme ya que:

  1. La Ciudad de Buenos Aires, en materia de inclusión tecnológica se mostró hasta ahora bastante retrógrada a partir del cambio de gestión. Más allá de mi experiencia personal, que implicó que luego de años de trabajo en el Proyecto Aulas en Red viera como desmantelaron al único espacio que intentó integrar al maestro de grado con las tecnologías (pueden leer los motivos de mi desvinculación acá y acá) lo que más me sorprende es su espacio institucional:
    1. El sitio cambio de contenido (obviamente) y BORRO así como lo leen toda la experiencia previa. Por suerte hice un backup de la web antes de irme y lo voy a subir acá. 4 años de experiencias ininterrumpidas no pueden tirarse a la basura por la negligencia de un coordinador. Además, fue mucho trabajo docente el que tiraron por la ventana, eso no se hace :P
    2. chequen la página y verán lo que les digo, es patético (salvo el blog)
  2. Está claro que hay que capacitar a los docentes, ahora bien, capacitar en qué: en el uso de programas, en estratégias pedagógicas, en el uso de la pizarra, en adminstración de un servidor, en administración de redes, en concepciones colaborativas de la enseñanza. En qué hay que capacitar, por donde empezarán, quienes darán esa capacitación, cuanto durará ¿y los profesorados de enseñanza primaria?
  3. Es muy lindo que anuncien que las pc van a venir con windows y linux, pero ¿qué linux pondrán? ¿por qué?

Llevo un par de años trabajando en la incorporación de tecnologías en las escuelas, desde profesor de informática, pasando por facilitador a capacitador docente, recorrí el país trabajando con la flor y nata de la docencia argentina. Porque siento otra vez que de los docentes se olvidaron, que no los tienen en cuenta, y que nosotros, por considerarnos, en lo más íntimo y recóndito de nuestro ser docente, el último orejón del tarro. Aceptamos sin chistar lo que nos bajan y después cargamos con las responsabilidades de los fracasos.

Ahora que lo pienso, algo de responsabilidad tenemos, por no colegiarnos, por no asumirnos profesionales de la enseñanza y delegar la responsabilidad TOTAL de nuestra profesión siempre en otras manos. En definitiva no velamos por nuestra profesión, más bien asistimos a su velatorio.

Imagen vía|flickrcc|flickr

A %d blogueros les gusta esto: