Reflexión al vuelo sobre los nerds, los cancheros y el hacktivismo

Creo que el nerdismo, hacktivismo, la cultura hacker con sus excentricidades es una de las vías hacia la liberación.

Existen dos formas de fustigar este camino/movimiento, una es criminizandolo (Julian Assange está aún refugiado en la embajada de ecuador) la otra es ridiculizandolo. La segunda, se sustenta en el el lugar común de los exitosos de esta sociedad, es decir ser cool y no medio nerd es el valor a sostener para ser parte funcional de la estructura social. Aún cuando la estética nerd esté de moda.

El cancherismo trae en su génesis el  mantenimiento del status quo, la virtud de no salir de los lugares comunes, cristalizando así la misoginia, el machismo y el culto por la antítesis mente-cuerpo.

En fin, la conciencia de clase hoy es mucho más que saberse proletario. Es también tomar conciencia de que la lucha se abre en múltiples frentes, todos los días. Es sentirse parte de un colectivo que piensa “y se es rarito”.

Es importante poder articular acciones frente a discursos sociales que, del “no pensar”, hacen un culto.

Salutes

Me voy a la plaza