Las OLPC, las Classmate y la mar en coche

La fiebre 1 a 1 invadió las oficinas públicas y de pronto hoy todos salimos corriendo a comprar netbooks, o notbooks o algo similar aunque no sepamos bien cual es la diferencia. El caso Uruguayo despertó en la clase dirigente una ventana más para buscar el tan ansiado balcón (presidencial, provincial o municipal) y de buenas a primeras el dinero fluye de las cajas a la inversión en equipos, software, capacitaciones y profesionales. No es un panorama criticable, a menos que seas un bonzo. No es mi caso. Pero no dejo de sentir una cierta incomodidad en todo este asunto: que llenó mi casilla de mails, mis feeds de artículos, pero que no despejó ninguna de mis dudas.

La principal es de orden intuitiva ¿Qué harán los maestros con las máquinas? La respuesta es inmediata, las máquinas son para los alumnos, las capacitaciones son para los maestros. Entonces, más tranquilo me replanteo ¿Qué pasará en un aula, con 30 máquinas, los alumnos y un/a maestrx? El tiempo esclarecerá estas incógnitas, pero no dejo de preocuparme ya que:

  1. La Ciudad de Buenos Aires, en materia de inclusión tecnológica se mostró hasta ahora bastante retrógrada a partir del cambio de gestión. Más allá de mi experiencia personal, que implicó que luego de años de trabajo en el Proyecto Aulas en Red viera como desmantelaron al único espacio que intentó integrar al maestro de grado con las tecnologías (pueden leer los motivos de mi desvinculación acá y acá) lo que más me sorprende es su espacio institucional:
    1. El sitio cambio de contenido (obviamente) y BORRO así como lo leen toda la experiencia previa. Por suerte hice un backup de la web antes de irme y lo voy a subir acá. 4 años de experiencias ininterrumpidas no pueden tirarse a la basura por la negligencia de un coordinador. Además, fue mucho trabajo docente el que tiraron por la ventana, eso no se hace 😛
    2. chequen la página y verán lo que les digo, es patético (salvo el blog)
  2. Está claro que hay que capacitar a los docentes, ahora bien, capacitar en qué: en el uso de programas, en estratégias pedagógicas, en el uso de la pizarra, en adminstración de un servidor, en administración de redes, en concepciones colaborativas de la enseñanza. En qué hay que capacitar, por donde empezarán, quienes darán esa capacitación, cuanto durará ¿y los profesorados de enseñanza primaria?
  3. Es muy lindo que anuncien que las pc van a venir con windows y linux, pero ¿qué linux pondrán? ¿por qué?

Llevo un par de años trabajando en la incorporación de tecnologías en las escuelas, desde profesor de informática, pasando por facilitador a capacitador docente, recorrí el país trabajando con la flor y nata de la docencia argentina. Porque siento otra vez que de los docentes se olvidaron, que no los tienen en cuenta, y que nosotros, por considerarnos, en lo más íntimo y recóndito de nuestro ser docente, el último orejón del tarro. Aceptamos sin chistar lo que nos bajan y después cargamos con las responsabilidades de los fracasos.

Ahora que lo pienso, algo de responsabilidad tenemos, por no colegiarnos, por no asumirnos profesionales de la enseñanza y delegar la responsabilidad TOTAL de nuestra profesión siempre en otras manos. En definitiva no velamos por nuestra profesión, más bien asistimos a su velatorio.

Imagen vía|flickrcc|flickr

Coherencia y renuncia…

Después de un largo periplo que me llevó desde el insomnio, hasta la indagación de mis principios, a un mes del nacimiento de mi hija y contra todos los consejos conservadores de la estabilidad, renuncié a mi cargo de Coordinador de centro Educativo para las Escuelas de la Ciudad de Buenos Aires, en el marco de I.N.T.E.C.

Chicos TrabajandoNo voy a ahondar mucho en los motivos de mi decisión por que ya los vengo exponiendo acá y acá. Pero voy a dar un ejemplo de lo que hablo, cuando despotrico contra la particular forma que tienen de percibir la integración de Tecnología en el quehacer docente. En una escuela que formó parte del Proyecto Aulas en Red donde el facilitador (o C.E.T según la gestión) había logrado espacios de encuentro entre él y el personal docente, donde los docente hacían un uso autónomo del Laboratorio de Informática. La coordinación estaba más interesada en saber cómo el facilitador evaluaba “el apropiado uso del mouse” o cómo evaluaba el apropiado uso del “$WORD$” que en evaluar los niveles de apropiación de las tecnologías de los docentes. Ni que hablar del aprendizaje colaborativo asistido por TIC. Lo importante para esta Gestión es que los pibes usen las máquinas, no importa cómo (si importa qué) y para eso recurre a retomar el rol del Profesor de Informática.

Aquí tal vez me quede sin amigos, pero ya no me importa. Un profesor de informática, entendido como una persona que desde el Laboratorio o desde donde estén las máquinas, lo que hace es enseñara usar soft (o a decir el nombre apropiado de las partes de una PC) es anacrónico. Es como si hubiera una profesor de Pizarrón o uno de Birome…. Bueno aunque ahora con las pizarras electrónicas, tal vez se les ocurre reciclar al profesor de informática en profesor de pizarra. Con esto, lo que quiero decir es que justamente el rol del profesor de informática, en lugar de resignificarse, de convertirse en un par del docente, incluso con al posibilidad de armar equipos pedagógicos reales, queda desplazado al recinto “Laboratorio”, lugar de exclusiva incumbencia de quienes saben del tema ¿Así se integra la tecnología en las escuelas? dejando al docente de grado apartado de todo lo que ocurre a nivel tecnológico (y fuera de una de las áreas de innovación pedagógica) y al profesor de informática aislado en el pragmatismo informático, donde muchas veces tiene que hacer malabares para integrar, sólos, algún contenido con el uso de TIC.

Entonces, dado que Aulas en Red, desapareció, que los lineamientos se orientan al empobrecimiento de la apropiación por parte del docente de las TIC. Me fuí.

Ahora duermo tranquilor sabiendo que

  1. No estafo al estado trabajando a desgano solo por conservar mi puesto.
  2. Sigo firme en mis convicciones.

Principios y principio de realidad

Por ahí se dice que para evitar una neurosis o algún que otro problema psíquico, mi estructura psíquica ha de estar en sintonía con La Realidad. Y siguiendo el tenor del post anterior. Caigo en cuenta que el proyecto Aulas en Red ya no existe más, que lo que se espera de mi en las escuelas es que cumpla una función que garantice a los alumnos el contacto con las TIC. Ya no se si importa que los docentes sean quienes vehiculisen (¿se escribe así esa palabra?) ese contacto. Todavía dependo de mi trabajo, así que saco el disfraz de profesor de informática del placard y salgo a las escuelas a satisfacer ese urgente deseo docente: que los chicos tengan computación.

Y mis principios… y mis ideas en torno a las TIC. Se tendrán que desarrollar en otros ámbitos, por lo menos hasta que pueda conseguir otro trabajo que me permita comer a fin de mes.

PD: estoy triste.

Actualización

Siempre hay alguien que puede traernos de estas regiones oscuras de la voluntad. En este caso Dani, mi compañera, mi pareja, la mujer que me enseña y aun a pesar de mis debilidades me aguanta y elige, me llamó por teléfono y me recordó (una vez más) que no esta perdido quién pelea. Esto para mi quiere decir que no he de dejar mis principios en mi trabajo por un simple cambio de gestión.

pd: estoy más contento, como si es fuera condición de estar con algo o alguien. Es decir, antes estba sintento, ahora estoy contento.

Foto vía | Creative Commons License photo credit: enjoys while could