Twitter y yo, esencia collage, esencia red, o lo que hacemos con lo que nos dan

Este es un relato desactualizado, quiere decir que lo escribí en un momento de inspiración en una clase y de allí no se movió hasta hoy. Desactualizado y todo (esta pavada de decir desactualizado a algo que escribí hace un mes o dos da cuenta del ritmo de este medio) lo transcribo y actualizo 😉 para contribuir a la discusión sobre microrelato y exposición en la web.

collage

Voy a a ser sincero con ustedes, hace unos meses me saque una cuenta en tuiter (si, lo escribo así y qué… ya se que se escribe twitter) y no le encontré sentido, no solo me aburría, sino que me pareció bastante boludo contarle al mundo lo que estaba haciendo.

Entonces, Pablo y David comenzaron a hablar del microrrelatos… y los escuché… aunque no entendía mucho… los escuché.

A esta altura me preguntaba que algo debía tener esta cosa del tuiter… a la que estaba subscrito pero que no usaba. Un buen día juliana me empezó a seguir, es decir, a leer lo que tuitiaba (léase publicaba en twitter) y bueno, yo la seguí a ella también. En este punto la cosa me atrajo un poco más. Otro día me fui a settings y enlacé el tuiter con gmail, entonces pude mandar o tuitiar desde el gtalk y al mismo tiempo me llegaban las actualizaciones de los usuarios a los que estaba siguiendo (3 personas hasta ese momento). En este punto todo el tema de tuitiar se volvió más comodo… aunque escasamente lo usaba.

La epifanía, debo reconocerlo, se la debo a Tutiar, una comunidad de gente tuitiandose.
La potencia de Twitter no está en su pregunta disparadora ¿que estas haciendo? Sino en la posibilidad de contar, relatar con otros y estos relatos pueden ser desde una cita, un resultado de alguna investigación o búsqueda, un estado de situación, etc. Así, redes enlazadas vía Twitter (o jaiku o algo similar) pueden conformar repositorios de conocimiento, de análisis de información.

Imaginemos. Toto, Pepe y Miguel arman un grupo de estudio de Mil Mesetas y arman también una red entre ellos usando Twitter; donde anárquicamente, vuelcan citas y reflexiones rápidas y espontaneas que se se les cruzan mientras leen, caminan, o están en clase y se les ilumina la cesera, entonces, eso lo postean en Twitter y como agregado se publica en algún blog. La potencia, como decía más arriba, es la forma de uso y la posibilidad de crear repositorios de microrelatos… que como todo repositorios va ser su contenido lo que le de valor.

Lo anterior, fue lo que escribí en esa clase iluminada. Hoy puedo describir que uso le doy a Twitter, más de 30 días después.

Enlazo, comento, me informo y siento que a logrado acercarme a un grupo de gente que se conforma como una pequeña, pero sólida comunidad de práctica. Es tan solo una herramienta de contacto Pero una pregunta aún no me puedo responder en el uso que le damos al menos Juliana, Karpicius , Carlos y yo ¿que lo diferencia del chat? no se, pero me acerca a gente que está lejo y constituye una vía más de comunicación.

Al fin de cuentas no resolví nada, pero puedo expresar un uso y creo que depende de la creatividad lo que esta herramienta nos puede dar. Y si no vean lo que los muchachos de las indias hicieron y comparten con nosotros. RDM Red de Minipost Ditribuida.

imagen… ya es algo casi obvio: flickr